MUJERES PARA UNA SOCIEDAD INCLUSIVA

admin Sin categoría Leave a Comment

En el Día Internacional de la Mujer, la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) y las 45 las Asociaciones de mujeres – pacientes que en ella se integran, como la Asociación para la Ayuda a las Mujeres de Cáncer de Mama (AMUCCAM), reivindicamos la plena igualdad en todos los ámbitos de la vida.

Nadie nos puede condicionar la libertad de pensar, de saber, de decidir y de actuar. Como profesionales, amas de casa, empresarias, funcionarias, trabajadoras o jubiladas, tenemos derecho a compartir la mitad de la tierra, a disfrutar de la mitad del cielo y a gestionar la mitad del poder. No admitimos que se renuncie a la mitad de los talentos.

Desde un proceso de concienciación feminista, creemos que manifestar valores en femenino es la expresión más consciente de estar compartiendo lo mejor y más sensible del ser humano, y por ello condenamos con energía las manifestaciones de homofobia y las acciones de acoso y violencia sexual. Sobran todas las actitudes discriminatorias que obstaculizan avanzar en una sociedad más igual, cohesionada, libre y justa.

Reivindicamos la igualdad salarial desde el principio irrenunciable de “salario igual a trabajo de igual valor“. La crisis económica ha feminizado más aun la temporalidad, la informalidad y la precariedad en el empleo y el incremento del paro. Esperamos que la recuperación económica se manifieste en la calidad de la educación, de la sanidad, de los servicios sociales, en la creación y estabilidad en el empleo y en la corrección de las desigualdades salariales.

Las mujeres con cáncer de mama somos ciudadanas conscientes y como tales, constatamos las dificultades para conciliar la vida laboral con la familiar y no nos resignamos  a que nuestros derechos sean considerados mercancías y a que la salud se la valore como un simple elemento contable. Formamos parte activa de una sociedad compleja y reclamamos equidad e igualdad de acceso a diagnósticos, a prestaciones, a terapias, a fármacos, a la innovación y a la atención personalizada, sin discriminación alguna y con independencia del lugar de residencia.

Queremos tramar alianzas sólidas, para trabajar en construir una sociedad inclusiva, justa, libre y solidaria, donde sea normal la igualdad real entre hombres y mujeres y donde podamos compartir sin privilegios, derechos y obligaciones, proyectos y desafíos.

Al recordar desde el afecto a quienes han sido víctimas de la violencia de género, urgimos a que nadie se atreva a facilitar retrocesos en lo conseguido y que se continúe trabajando para erradicar esta cruel y dolorosa realidad e implementar todas las acciones necesarias en los ámbitos de la prevención, la educación, la seguridad, la justicia, la protección y la reparación del daño.

Las mujeres formamos parte de una sociedad donde nadie sobra; donde se atiende a las necesidades de los niños y de las personas mayores; donde se evite la soledad; que sea cercana a los problemas de los jóvenes y que apoya las iniciativas generadoras de actividad innovadora, en el horizonte compartido de un futuro mejor.

Queremos seguir promoviendo estrategias que favorezcan cambios culturales en las empresas, en  el entorno laboral, en la sociedad  y en las organizaciones que toman decisiones sobre política económica, laboral y social, para seguir compartiendo y protagonizando una historia que las mujeres queremos hacer y escribir, con todas las voluntades que defienden una sociedad de libertades, de aspiraciones y de sueños amables, sin agravios, sin miedos y sin subordinaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *